Federico Pomar presenta esta tarde en la Fundación Catedral su nuevo trabajo sobre Santiago

Enrique Valentin 09 de marzo de 2018Sin categoría

«Se ha insistido demasiado en el Camino y se ha olvidado la meta»

 

Federico Pomar de la Iglesia presentará esta tarde, en la Fundación Catedral (Rúa do Vilar, 19) su libro Santiago. De las estrellas al jubileo, con la asistencia de Carlos García Cortes, profesor emérito del Instituto Teológico Compostelano, y de Segundo Pérez López, deán del Cabildo de la Catedral. Pomar comienza su relato con una reflexión sobre la vía láctea y el cielo estrellado, que conducen al peregrino para llegar a la meta, y lo cierra con la historia de un monje benedictino del siglo VII, en el que se recrea su jubileo por su llegada a Santiago. Pomar define al Camino de Santiago como un itinerario «de luces y también de sonidos», que conduce a los peregrinos para ver cumplido el deseo de alcanzar la meta.

Compostela ocupa buena parte de las reflexiones de Federico Pomar, que se vale de otros autores y de sus novelas para describir los diferentes matices de la meta del peregrinaje. «Brumosa para Valle por la neblina, Campanela para García Martín por el replicar de las campanas de sus muchas iglesias, y Villa Santa de las Estrellas de Torrente Ballester. Todos escriben sobre ciudades ficticias, pero que son perfectamente identificadas como Santiago», relata.

Santiago como meta

Con esta publicación, Federico Pomar quiere reivindicar el papel «fundamental de Santiago en el Camino, porque el Camino no tiene sentido sin Santiago, pero se ha desvinculado la meta del Camino, y Santiago ha pasado a un segundo plano», lamenta el autor. En su opinión, en los últimos tiempos «se ha insistido demasiado en el Camino, y nos hemos olvidado de la meta». Pomar considera que un ejemplo del olvido al que se somete a Santiago es la creación de innumerables asociaciones de amigos del Camino, «pero no de amigos de Santiago». Precisamente, el empeño por hacer ver la ruta jacobea «como lo fundamental frente a la auténtica razón de ser, que es llegar al fin, que es Santiago» hace que se planteara el Camino de Fisterra. «No existe el Camino de Fisterra, solo tiene un motivación geográfica. Es un camino planteado por los peregrinos de la Europa Central, en el siglo XV, y no tiene motivación religiosa. Solo pretendían llegar al fin del mundo», sostiene.

El autor de Santiago. De las estrellas al jubileo quiere que se reivindique el papel del Camino «como medio para llegar a un fin, a la meta, y que no se interprete como la meta en sí misma», porque, advierte, «nos estaremos olvidando del auténtico fin de las peregrinaciones».

Federico Pomar de la Iglesia escogió también para su publicación tres relatos de Emilia Pardo Bazán en los que, explica, «se retratan las tres finalidades fundamentales de la peregrinación, que son: el voto o la promesa, la penitencia y la devoción». Todo lo demás, apunta Pomar, es «simple comercialización» del Camino de Santiago, al que se le «despoja del auténtico sentido, que es llegar a la meta, a Santiago», y disfrutar del jubileo que implica ese logro.

En cuanto a la excesiva comercialización de todo lo que rodea al Camino de Santiago, Federico Pomar de la Iglesia recuerda que tampoco se trata de un fenómeno nuevo. «Ya Alfonso XII emitió una disposición para prohibir la comercialización de la concha de vieira que hacían los comerciantes y los artesanos a lo largo del Camino. Así pues, no es nada nuevo», concluye.

El protagonista. Federico Pomar de la Iglesia, nacido en Santiago, es autor de numerosos libros, y divulgador de cultura gallega.

Presentación. En la Fundación Catedral (Rúa do Vilar, 19), a las 19.30 horas de hoy, se presenta la publicación «Santiago. De las estrellas al jubileo», con la asistencia del deán, Segundo Pérez.

FUENTE : www.lavozdegalicia.es

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia como usuario

ACEPTAR