Bastones para el Camino de Santiago ¿Son necesarios?

Enrique Valentin 25 de abril de 2018Sin categoría

Los bastones y bordones te ayudan añadiendo más puntos de apoyo mientras caminas, por lo que aumentan el equilibrio además de ser muy útiles en bajadas y subidas.

¿Por qué usar bastones para hacer el Camino de Santiago?

El uso de bastones o bordones, aunque no imprescindible, es muy recomendable para los peregrinos. En el caso del bordón, se lleva utilizando durante siglos por los romeros del Camino de Santiago (que no solo lo usaban para caminar, si no para defenderse) y ya es todo un símbolo. El bastón de trekking tradicional es más moderno y añade algunas ventajas que te explicamos más abajo. Veámos las diferencias entre bordón y bastón

¿Es mejor usar un bordón un bastón de senderismo? Diferencias

El bordón, el “tercer pie del peregrino“, no es otra cosa que el bastón largo de madera con punta metálica que tan asociado está al Camino de Santiago. Es un elemento icónico tradicional de los peregrinos (ya se hablaba de él en el Códice Calixtino), que llegan a tener un vínculo incluso emocional con él, decorándolo, tallándolo o atándole conchas de Santiago. Suelen proceder de madera de castaño y deben superar en longitud la altura de los hombros del peregrino por norma general.

Por su parte, los bastones de senderismo (en la foto superior), mucho más modernos, están más asociados al mundo de la montaña, ya que son de gran ayuda en grandes subidas o bajadas de pendientes. Cada vez se ven más en el Camino de Santiago; los peregrinos pueden llevar uno o dos debiendo regularlos para que lleguen a la altura de los codos. Pueden estar construidos a partir de aluminio, acero o fibra de carbono, son generalmente ligeros, cuentan con correas para atarlos a las muñecas y con varillas extensibles. Gracias a esto pueden guardarse contraidos en una maleta o mochila, siendo fácilmente transportables.

La elección entre bordón tradicional o bastones de senderismo es solo tuya, ya que ambos son perfectamente funcionales para recorrer el Camino de Santiago con mayor confianza, aumentando nuestros puntos de apoyo en el terreno.

Ventajas de usar bastones o bordón en el Camino de Santiago

1. Sirven para marcar el ritmo constante de nuestro paso, algo importante en caminatas de 25 o 30 km.

2. Nos ayudan a avanzar con confianza en terrenos complicados, bajadas o subidas, sin tener que cargar todo el peso en las rodillas o los tobillos.

3. Añaden puntos de apoyo extra a nuestro cuerpo, mejorando el equilibrio, restando fatiga.

4. Los bastones de senderismo son plegables; se pueden regular en altura y guardarlos ocupando poco espacio. Esto es perfecto por ejemplo para viajar en avión sin tener que facturarlos. Además, caminando, si quieres tener las manos libres, puedes plegarlos y engancharlos a tu mochila.

FUENTE : www.vivecamino.com

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia como usuario

ACEPTAR